Capillas y santuarios

Saint-Vincent

EL SANTUARIO DE GRUN
Situado en el corazón de la colina de Saint-Vincent.
La construcción del santuario fue idea del sacerdote Pierre Bréan en 1720, vicepárroco del pueblo de 1705 a 1713, muy devoto de la Virgen. Con un acuerdo estipulado en 1725, los habitantes de Grun y Valmignana se comprometieron a donar el terreno y los materiales necesarios, mientras que el reverendo Bréan se comprometió a pagar las obras y decorar la capilla. El templo se finalizó en 1727; entre los participantes de la fiesta de inauguración estuvo el abad Jean-Baptiste Perret, que en 1770 descubrirá la fuente de agua termal. El santuario pronto se convirtió en lugar de peregrinación y fueron cada vez más numerosos los exvotos llevados por los fieles que habían pedido una gracia de cura o de conversión.
La iglesia fue ampliada en 1864 y tiene una nave, un coro, una sacristía y un pequeño coro. En las paredes junto al Via Crucis hay muchísimos exvotos; en el altar de mampostería, entre cuatro columnas, había una gran pintura de María que fue robada en 1992. En una repisa hay una estatua de la Virgen, de madera de nogal, donación de un devoto.
En el exterior, la entrada, que está más hacia dentro que la albañilería, forma un portal. Cabe destacar el fresco realizado por Mus, que representa a la Virgen recibiendo a los peregrinos con los brazos abiertos.
Antiguamente eran varias las procesiones del burgo de Saint-Vincent al santuario de Grun: recordamos en especial la de finales del mes de mayo y la procesión “de la lluvia”, que se hace para pedir la gracia de la lluvia o de su cese.

LA CAPILLA DE AMAY
Probablemente fue construida a finales del siglo XVI o en las primeras décadas del XVII. La iglesia está dedicada a San Grato, que aún hoy es patrono de toda la diócesis de Aosta.
La fiesta patronal, que se realiza el 7 de septiembre, tenía gran importancia para los habitantes de Amay: todos los años salía del burgo una procesión que llegaba hasta la fracción para la misa y las vísperas. En 1876, el obispo prohibió celebrar funciones en los pueblos en los días coincidentes con las fiestas de precepto. Entonces cambió la fecha de la celebración en la capilla de Amay y la desilusión de los habitantes fue tal que durante más de catorce años se negaron a participar en la fiesta patronal en la iglesia del burgo. En 1908, la situación se normalizó gracias a la reforma litúrgica que estableció que las fiestas patronales de las diócesis no eran de precepto.
Esta capilla era sede, entre otras cosas, de una función muy antigua: la administración del “Ru Courtaud” hacía celebrar una misa el día en que comenzaban los trabajos primaverales de mantenimiento del canal.
Sobre la fachada, protegida por un techo saliente, una gran inscripción recita “Saint-Grat, priez pour nous”.
Digno de notar el altar en puro estilo barroco, en cuyos nichos están las estatuas de San Grato, de San Juan Bautista y de una Virgen con el Niño. Cabe destacar también el Cristo en madera, coronado con una gran aureola, y el amplio coro decorado y en partes dorado.

LA CAPILLA DE CILLIAN
Se erige en el corazón del pueblo, en un terreno que antiguamente estaba ocupado por una prensa comunitaria.
Terminada en 1954, esta capilla de familia, dedicada a los Santos Inocentes, fue construida por voluntad de los cónyuges Thérèse y Vincent Gorris para cumplir con un voto expresado durante la Segunda Guerra Mundial.
La fachada fue pintada al fresco por el pintor valdostano Italo Mus. Sobre el lado norte, una invocación en francés invita a los transeúntes a la reflexión.
El interior está totalmente revestido de gravilla del Dora y es muy silencioso. En el coro, una gran pintura sobre madera, obra de Italo Mus, muestra a la Virgen envuelta en un manto rojo aplastando a la serpiente. Dignos de notar los dos altares (el original, donde está esculpido el Sagrado Corazón, y otro, construido según las disposiciones de la reforma litúrgica, dirigido a los fieles), así como las dos cristaleras que representan a los santos patronos de los cónyuges Gorris: Vincenzo y Teresa.

LA CAPILLA DE FEILLEY
La capilla del pueblo de Feilley se construyó por iniciativa de Philibert Clappey que en un acta de 1645 se comprometió a proporcionar los fondos necesarios para su construcción. Construido unos quince años después de la peste de 1630, el templo se dedicó a San Roque, invocado siempre contra las enfermedades y las grandes epidemias.
La devoción de los habitantes de Feilley y su afecto por la capilla han hecho posibles varias intervenciones de mantenimiento y han contribuido a la creación de un verdadero tesoro de arte, con algunas valiosas estatuas que hoy se encuentran en el museo de la iglesia parroquial.
No obstante sus dimensiones reducidas, esta capilla también tiene un coro. El coro y la nave miden unos cuatro metros por cuatro cada uno; el coro corresponde al oratorio de 1645, mientras que la nave, más reciente, debería ser de 1747. En las paredes hay distintos cuadros, entre ellos el Via Crucis con inscripciones en francés, inglés y portugués. El altar está revestido de tablas de madera polícroma, presenta un ostensorio y dos cabezas de ángel; en la parte alta, entre dos columnas, un hermoso lienzo representa la coronación de la Virgen, con el Padre, el Hijo, la paloma que simboliza el Espíritu Santo y, a los costados, los santos Roque y Sebastián.
Digno de notar es el Cristo en la Cruz colgado de la viga entre el coro y la nave, con un gran rosario de madera.

LA CAPILLA DE GLEREYAZ
Es una de las pocas capillas de Valle de Aosta dedicadas a San Clemente papa, festejado el 23 de noviembre.
La construcción de esta capilla, dedicada a Dios, a la Virgen y a San Clemente, se debe a Clément Morize, que para ello donó un campo en 1627. Sin embargo, en un primer momento, debido a los costes de la construcción, se edificó sólo un pequeño oratorio. En la segunda década del siglo XIX, el oratorio se reconstruyó y amplió por voluntad de los herederos de Morize, quienes se comprometerion a mantener el edificio para celebrar la misa patronal anual. La capilla fue bendecida en 1828. En 1884, cuando se construyó el campanario actual, se realizaron importantes obras de restauración.
Sobre la fachada se lee “St. Clément, priez pour nouz”. El interior es sencillo y el techo consiste en una bóveda compuesta por dos arcos cruzados. Sobre el altar hay un gran lienzo que representa a San Clemente papa.
En esta capilla los habitantes de Glereyaz se encuentran en el mes de mayo para rezar el rosario.

LA CAPILLA DE LENTY
Situada en el extremo occidental de la fracción, esta capilla parece mirar hacia el paso de Joux.
Fue construida en 1644 por iniciativa de los habitantes de Lenty, que decidieron dedicarla a la Visitación de la Virgen y hacer celebrar allí las alabanzas, una misa cantada y las vísperas en el día de la fiesta patronal, que es el 2 de julio.
Su fachada es bastante particular: rosa pastel, sin inscripciones ni ornamentos; tiene un atrio, ya que la entrada está más adentro que la albañilería externa, semiovalada. Es característico el pequeño campanario, provisto de campana, sobre el techo saliente.
En el interior, el coro y la nave, de unos cuatro metros cuadrados cada uno, son similares, pero de diferentes épocas. También aquí, como en otras capillas, el coro correspondería al oratorio original, ampliado presumiblemente en la segunda mitad del siglo XVIII.
Digno de notar el altar barroco, con dos columnas salomónicas, a cuyos lados hay varias cabezas de ángel. En el nicho central del altar hay una bella estatua de la Virgen Coronada, en madera polícroma, perteneciente probablemente a la primera mitad del siglo XVIII. El Via Crucis, compuesto por cuadros estampados en París, fue donado en 1878 por una señora de Lenty.

LA CAPILLA DE PERRIERE
Dedicada a Santiago el Mayor, que se celebra el 25 de julio, esta capilla pertenecería a finales del siglo XVI. Por su posición externa al pueblo y por las infiltraciones de agua, siempre presenta graves problemas de estabilidad que los habitantes de Perrière han tratado de remediar varias veces, dando prueba de fe y amor por su capilla. En 1706 el interior se decoró con un fresco de 31 medallones que hoy ya no se ven debido a las pinturas sucesivas con las que se cubrieron.
El coro, más antiguo que la nave, corresponde al oratorio original y presenta cuatro frescos de los Evangelistas. En la parte alta del altar, en un nicho con puerta de vidrio, hay una estatua que representa a la Virgen de la Medalla Milagrosa, de 1850. En la viga maestra, situada entre el coro y la nave, totalmente pintada con motivos florales, está suspendido un hermoso Cristo.

LA CAPILLA DE PRACOURT
Situada en un pico rocoso a breve distancia del puente romano, en sus comienzos fue un oratorio construido por voluntad de la familia de los nobles Mistralis. En 1609, François Mistralis lo hizo ampliar e hizo construir la capilla, de característica forma octogonal.
El templo está dedicado a Nuestra Señora del Carmelo, celebrada el 16 de julio; ese día aquí se celebraba una misa cantada y se rezaban las vísperas. Además, la capilla de Pracourt era meta de una antigua procesión el tercer domingo después de Pascua.
Hacia finales del siglo XIX se pintó sobre la fachada una María Auxiliadora. Un pequeño campanario acoge una campana con la inscripción “N.D. Carmes – 1911 – Haec dono Carolo Delapierre”. La puerta de nogal y las dos ventanas presentan un marco de piedra maciza. En el interior es digno de notar el altar y, más arriba, un fresco de la Virgen del Carmelo con las almas suplicantes del Purgatorio a sus pies. Sobre las paredes están pintadas la agonía de Jesús y la Resurrección.

LA CAPILLA DE SALIROD
Situada en el corazón del antiguo pueblo de Salirod, sobre la colina de Saint-Vincent. La capilla se fundó en 1774 por voluntad de la población local, ampliando probablemente un oratorio que la comunidad tenía desde finales del siglo XVII. Se dedicó a Bartolomé, patrono de Salirod, celebrado el 24 de agosto.
La puerta de nogal está decorada con paneles con motivos geométricos. En el techo, un pequeño campanario acoge una campana con la inscripción “Jesus Marie S. Joseph O.P.N.[sc. “orate pro nobis”] 1779”. En el interior, la bóveda del coro recuerda la de la iglesia de Moron: los arcos parten de ocho puntos diferentes y parecen formar una cuna, encontrándose en un círculo central. El altar, de madera pintada con doraduras, es sencillo y lineal y está dominado por un baldaquín en madera con estucos y doraduras, el único en toda la parroquia de Saint-Vincent. Algunas estatuas de valor que antes estaban en la capilla ahora se conservan en el museo de la iglesia parroquial.

LA CAPILLA DE TROMEN
Se construyó por voluntad de los habitantes de Écrivin, Moulin y otras fracciones de la zona sobre los terraplenes del Grand-Valey para invocar la protección en un territorio expuesto a las inundaciones del torrente.
Dedicada por los fundadores a San Miguel y a Nuestra Señora de las Nieves después de la ampliación de 1747, la capilla, que en el pasado se conocía como el “Santuario”, tenía gran importancia para los residentes y existían en su favor diferentes “legados” (especialmente donaciones para la celebración de las misas). Sin embargo, el templo no disponía de grandes ingresos. Según un documento de 1866, para obtener los fondos necesarios para las restauraciones, el tesorero de la iglesia convocó a los herederos de los antiguos fundadores y les recordó el compromiso suscrito en 1747.
Digno de notar el gran fresco que reviste la fachada con escenas del Juicio Universal. Característico el pequeño campanario sobre el techo saliente.

LA CAPILLA EN RECUERDO DE LOS PARTISANOS EN AMAY
Situada sobre la carretera al paso de Joux, a breve distancia del pueblo de Amay,
se construyó en los años cincuenta por voluntad del comandante Edoardo Page, que durante la Segunda Guerra Mundial había encabezado la 17a Brigada Matteotti.
En los años de la Liberación, muchos jóvenes partisanos de Saint-Vincent fallecidos en los combates fueron sepultados en la amada montaña, cerca de Amay. Terminada la guerra, en la zona del cementerio se construyó la capilla. Las obras comenzaron en 1951 y terminaron en 1962. Se utilizaron piedras de los pedregales de la zona y el cemento llegó en mula desde la vaguada.
Con su campanario con forma de tronco de cono, este templo macizo y austero presenta una graciosa armonía de formas. Sobre una lápida en la fachada se lee: “A los caídos por la libertad, 9-9-1943 + 25-4-1945”. Al templo se accede por el portal; en su sobrio interior hay sólo una nave. Es significativo el fresco de Lucio Bulgarelli, “Libertad 1961”, que representa algunas figuras humanas, un globo de fuego y un arco iris, símbolo de paz.
En 1995, con ocasión de las celebraciones del 50° aniversario de la resistencia, la liberación y la autonomía, en el parque frente a la capilla se colocó una lápida que recuerda el arresto de Primo Levi, Vanda Maestro y Luciana Nissim, ocurrido en Amay el 13 de diciembre de 1943, concluido con la deportación de los tres a Auschwitz. En la misma placa está inscrita la poesía de Primo Levi “Se questo è un uomo” (“Si esto es un hombre”).

 
Meteo
Meteo

Detalles
Aosta
°C
°C
Áreas turísticas
Áreas turísticas

Mont Blanc

Gran Paradiso

Gran San Bernardo

Aosta y alrededores

Monte Cervino

Monte Rosa

Valle Central

Webcam
Webcam
Chamois

Mapa webcams       Localidad
Champorcher

Mapa webcams       Localidad
Saint Vincent - Col de Joux

Mapa webcams       Localidad