Globos aerostáticos

Aosta

Los Alpes del Valle de Aosta en globo – El mejor período para saborear las emociones de un vuelo en globo, el más antiguo vehículo aéreo construido por el hombre, no es la época del buen tiempo, la primavera y el verano, por razones técnicas relacionadas con las características únicas del vuelo aerostático.
Cuando se acerca la temporada fría, el calor del sol disminuye, y con él los efectos termoconvectivos del aire. De ese modo, el aire se hace más “estable”. Durante todo el período invernal, las condiciones son ideales para los más espectaculares vuelos sobre las montañas del Valle de Aosta
En la lenta ascensión en una cesta de mimbre, pueden observarse desde un punto de vista único las murallas romanas que todavía hoy rodean Aosta, el Teatro, el Arco de Augusto, la Iglesia de Sant’Orso con su imponente campanario, los estrechos callejones de la ciudad vieja, con sus característicos techos completamente blancos revestidos de losas.
A medida que se asciende, mecidos por un ligero viento, el panorama cambia. A los 3000 metros de altitud nos encontramos inmersos en un mar infinito de montañas nevadas que brilla en un cielo azul intenso. Al Oeste resplandece bajo el sol en toda su imponente majestad el macizo del Mont Blanc (4810 metros), y a su lado la incomparable muralla de hielo de las Grandes Jorassess, del Dente del Gigante, y de la infinidad de glaciares, entre los cuales destaca, desde este punto de observación, el de Brenva. Si volvemos la mirada al Sudoeste, divisamos el glaciar del Rutor, que por efecto de la perspectiva parece estar directamente suspendido sobre la ciudad de Aosta; aún más al Sur, el Gran Paradiso, con sus 4061 metros se eleva sobre el parque del mismo nombre: el reino de los íbices, las gamuzas y las águilas.
Mientras el viento nos lleva hacia el Este, nos cautiva la presencia de la montaña más inconfundible del mundo, el Cervino, una pirámide de granito que cierra el valle del Breuil. En la misma dirección, al Este resplandecen, con colores que varían según la hora del día, los grandiosos glaciares del Monte Rosa.
Este vuelo requiere una particular experiencia por parte de los pilotos, un equipamiento específico y un gran deseo de aventuras por parte de los pasajeros. Cada vuelo es distinto: la dirección y la velocidad dependen del viento, se sale de Aosta pero se aterrizará en Francia, en Suiza o en las nieblas de la llanura padana.
Todos pueden probar la ebriedad del vuelo, sin necesidad de efectuar la travesía de los Alpes, se puede despegar de la plaza central de Aosta y permanecer en el valle, ascendiendo hasta los 3000 metros de altitud.

con quien volar – Nello Charbonnier, piloto del Club Aerostatico Monte Bianco, varias veces campeón de Italia, ha completado varias expediciones, como volar sobre los mares helados de la tierra de Baffin en compañía de los Inuit, sobre los desiertos de Jordania, las selvas de Malasia y la travesía invernal sobre el lago Baikal, en Siberia, hasta llegar al Polo Norte. Nello Charbonnier ha hecho de su afición un trabajo, transmitiendo después su experiencia a sus hijos Igor y Diego, que actualmente son apreciados pilotos del Club Aerostatico Monte Bianco.

Cuándo volar – En Aosta se puede volar durante todo el año; para vuelos espectaculares sobre los Alpes, el período aconsejado es de noviembre a febrero. Se requiere vestimenta invernal, unas botas cómodas, gorro, guantes, chaquetón impermeable, pantalones acolchados.

Contactos

Charbonnier Mongolfiere
Regione Roppoz 1/f
11100 AOSTA (AO)
 
Meteo
Meteo

Detalles
Aosta
°C
°C
Áreas turísticas
Áreas turísticas

Mont Blanc

Gran Paradiso

Gran San Bernardo

Aosta y alrededores

Monte Cervino

Monte Rosa

Valle Central

Webcam
Webcam
Aosta - Piazza Chanoux

Mapa webcams       Localidad
Aosta - Arco d'Augusto

Mapa webcams       Localidad
Fenis - Castello

Mapa webcams       Localidad
Nus - St. Barthélemy

Mapa webcams       Localidad
Pila

Mapa webcams       Localidad