La Thuile

Colocada suavemente en una amplia cuenca a la confluencia de dos torrentes y rodeada por unos bosques espesos, La Thuile es dominada por unas altas montañas y unos vastos glaciares. Su posición es estratégica, porque se encuentra a lo largo de la carretera internacional que comunica el Valle de Aosta con Francia a través del Paso del Pequeño San Bernardo.
Además de unas maravillas paisajísticas y naturales, en La Thuile se encuentran unas excelentes pruebas históricas, como el pueblo siempre ha sido poblado en la épocas prehistórica, romana, medieval y moderna. Todo eso se puede fácilmente encontrar durante una visita al Paso del Pequeño San Bernardo, pero todo el territorio está rico de pruebas interesantes y siempre fascina a todo tipo de visitantes.

QUÉ VER
Cromlech: enigmático circulo de 46 piedras al Paso del Pequeño San Bernardo, a la frontera entre Valle de Aosta y Saboya, que data del I milenio a.C.
Iglesia parroquial de San Nicolás: el edificio fue reconstruido en los siglos XV y XVII después de las devastaciones de las tropas francesas y fue decorado después de la Segunda Guerra Mundial. Interesantes el crucifijo del siglo XV, que domina el altar, y el tabernáculo dieciochesco. Merece la pena visitar al museo de arte sagrada que guarda unas estatuas y unas decoraciones que datan a un periodo que va desde el siglo XIII al siglo XIX.
Maison-Musée Berton: la ecléctica colección, donada por los hermanos Berton a la municipalidad, incluye aproximadamente 200 objetos de artesanía, elementos arquitectónicos, estampas, dibujos y objetos de arte sagrada, además de más de 4000 libros, principalmente de literatura del Valle de Aosta.

NATURALEZA Y DEPORTE
En verano, La Thuile es un paraíso para los senderistas, tanto por la extensión y la variedad de su red de senderos como para el valor naturalístico y paisajístico de sus lugares. El visitante más distraído también podrá darse cuenta de la excepcionalidad del paisaje que lo rodea. Desde las espectaculares cascadas del Rutor al lago Verney, siempre abundante en pesca, desde el valle de Youlaz a lo de Orgères, hasta la inmensa montaña que domina el pueblo, el Rutor, cerca del que se desarrolla un vasto glaciar, donde empieza el reino de los alpinistas.
Recorriendo la milenaria carretera que conduce allende los Alpes hasta cuando los bosques de coníferas desaparecen para ser substituidos por un vasto altiplano se llega al Paso del Pequeño San Bernardo. Aquí la pradería alpina, cuyos colores siempre varían, asume unas características casi místicas gracias a las pruebas de los pueblos remotos que aquí vivieron. Desde el circulo de piedras de la época del hierro, cuyo significado todavía es ignoto, a los restos de las épocas romanas, medieval y de la Segunda Guerra Mundial. Se puede continuar hacia el hospicio y el jardín botánico Chanousia, que acoge las especies vegetales más típicas de estas tierras.
El pasado minero de La Thuile es perfectamente visible hoy en día y unas rutas permiten visitar restos e infraestructuras de las minas de carbón y plata.
La Thuile posee también un vasto Bike Park internacional, servido por varios remontes. Se desarrolla por más de 200 km con más de 1200 metros de desnivel y posee rutas para todos los niveles de dificultad, desde los recorridos de descenso en la vertiente del Valle de Aosta hasta los recorridos de cross-country y enduro en lo de la Saboya. Instructores válidos permiten recorrer las rutas en completa seguridad.
La Thuile dispone también de un centro deportivo con campo de futbol, futbolito, tenis, gimnasio y un patio de recreo para los niños.
En invierno La Thuile asume un carácter completamente diferente. Una de las joyas de la corona es la vasta área de esquí para el esquí de descenso, que comunica con La Rosière, Francia. Siendo una de las áreas más amplia de los Alpes gracias a su 160 km de pistas, el Espace San Bernardo está normalmente abierto hasta primavera avanzada para los esquiadores de todos niveles, los freeriders y los snowkiters también. Para los aficionados del snowboard, en La Rosière hay un snowpark.
Los fondistas también estarán satisfechos con las tres pistas circulares de diferentes niveles de dificultad, por un total de 11 km.
La Thuile propone también el heliski para alcanzar rápidamente la nieve incontaminada del Rutor y del Miravidi.
Por último, tanto en invierno como en verano, hay una piscina al interior.

FIESTAS Y TRADICIONES
Solsticio de verano al Cromlech del Piccolo San Bernardo: la magia del solsticio de verano al Cromlech es una experiencia inolvidable que se puede vivir desde un punto de observación privilegiado. Cuando las nubes lo permiten, a la puesta del sol detrás del Lancebranlette una sombra avanza y proyecta en el círculo de piedras del Cromlech unos particulares perfiles.
Fête des Bergers en el Paso del Pequeño San Bernardo: organizado cada dos años el domingo después de la Asunción (15 de agosto), es un acontecimiento que trata recordar el pasado, cuando los pastores del Valle de Aosta encontraban los pastores franceses durante el mercado de la ganadería. Hoy en día la fiesta ha llegado a ser un evento muy interesante para los turistas también, durante el que se desarrolla también una de las fases eliminatorias de la “Bataille de Reines”.
Festa del Rutor: desde la aldea de La Joux se sube hacia el refugio Deffeyes y se continua por la capilla de San Grato y Santa Margherita, erigida sobre una roca a pique sobre el lago para conjurar las inundaciones que flagelaron los pueblos cuesta abajo desde el siglo XVI.

PARA LOS NIÑOS
Además de acompañar sus padres a lo largo de los senderos más fáciles, que son muchísimos y que están ricos de sorpresas, como lagos o cascadas, los niños pueden también llegar en cuota con los remontes y alcanzar un área panorámica con una piscina al aire libre calentada. De otra manera, puede participar al campo escuela de bicicleta de montaña para aprender a bajar las laderas o, para los más pequeños, para probar las bicis sin pedales. Los niños pueden también descubrir el mundo de la equitación gracias a las actividades organizadas por el picadero local.
El Fun Park es un patio de recreo donde los niños encontrarán un castillo hinchable, un tapete elástico, mini jeep, tiro con arco y pimpón.
En invierno, los niños pueden bajar a lo largo de las pistas más fáciles con los instructores de la Escuela de esquí o divertirse a la zona juegos en la nieve, que tiene hinchables y cintas. La Maison-musée Berton y el Mini club organizan también varias actividades de entretenimiento. Y, por último, siempre hay la piscina cubierta.

RETRATO
Altitud: 1450 m
Habitantes: 800
Cómo llegar con el transporte público: después de haber llegado en Pré-Saint-Didier en autobús desde Aosta, se toma el bús para La Thuile.

Meteo
Meteo

Detalles
Aosta
°C
°C
Áreas turísticas
Áreas turísticas

Mont Blanc

Gran Paradiso

Gran San Bernardo

Aosta y alrededores

Monte Cervino

Monte Rosa

Valle Central

Webcam
Webcam
Arpy

Mapa webcams       Localidad
Courmayeur - Punta Helbronner

Mapa webcams       Localidad
Courmayeur - Val Ferret

Mapa webcams       Localidad
La Thuile

Mapa webcams       Localidad